Taller de Mediación.

“EL CONFLICTO COMO OPORTUNIDAD”

Se ha dicho que el conflicto era venenoso; pero hemos visto que, bien cocinado, puede ser muy nutritivo… El conflicto, aparte de tener un componente de gran coste emocional y mental, tiene en sí el germen de una capacidad de poner a las personas en situación de crecimiento y desarrollo.
Por esto, lo verdaderamente importante es cómo vivimos nosotros el conflicto, cómo lo afrontamos y cómo enseñamos a nuestros alumnos a afrontarlo.
Para poder enseñar y aprender necesitamos enseñar a los alumnos a comportarse de manera constructiva y solidaria. Ante una realidad educativa cada vez más compleja, las técnicas de respuesta tradicionales son, a menudo, insuficientes.